19 oct. 2014

Los fantasmas no precisan necesariamente una casa para hacerse presentes;

NO ES LA APOCALIPSIS LO QUE NOS ESPERA

 

Los fantasmas no precisan

necesariamente una casa para hacerse presentes; ni siquiera necesitan una modesta habitación para mostrar su esencia,

 

pues el cerebro tiene pasadizos

como un espacio ortonormal de dos dimensiones –es decir, sin volumen alguno-;

 

Es más seguro topar a medianoche

con un Espíritu Extraño que se ha colado a través del laberinto auditivo que plantar cara

 

al que se lleva dentro

ese Gélido Huésped adherido como titanio al hueso y que tiene por misión aniquilarnos.

 

Es más seguro profanar las losas

al recorrer los pasillos de un monasterio que encontrarse sin armas a uno mismo

 

en Lugar Solitario.

En caso de presentarse esa posibilidad tengamos por sentado que no es la Apocalipsis lo que nos espera,

 

sino nuestros deshabitados ojos.

 

                                                             Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario