29 dic. 2013

¡Feliz Año Nuevo!

FELIZ AÑO NUEVO

 

Doce meses

nos ha llevado dar una vuelta más alrededor de nuestro sol. Ha sido un año como una fiera de gran tamaño echada sobre nosotros,

 

Sobre nuestro pobre andar

de hormiguitas.

 

Al principio nos amenazaron

con convertirnos a todos en harapientos vagabundos pidiendo un euro por las calles para comprar un poco de vino –el pan se suponía que lo encontraríamos en los contenedores.

 

Poco a poco fuimos acorralando un tanto el cielo

y en no pocas ocasiones tuvimos el amor sentado muy cerca y demostramos que

 

vive aún el hombre desnudo

en nuestro vientre.

 

Millones de personas

salieron a la calle, no a mendigar, no a llorar, no a odiar. Salieron cogidos del brazo, con la sonrisa en los labios, con la victoria en los ojos, …

 

con la paz… entre las manos

 

Entre las estrellas y las flores respiraron nuestros monstruos, nuestros niños, … nuestros ángeles.

 

Fue lanzada sobre nosotros

una lluvia de protones, neutrones y neutrinos, bosones junto a sus primos los winos, zwinos y fermiones, fotones y sus homólogos los fotinos, squarks y gluinos (hijos del gluón),

 

gravitones y gravitinos.

Querían demostrar su fuerza, la fuerza de SUSY una diosa artificial (SUperSYmetría).

 

Una simple cuerda,

elástica, de dimensión uno, (eso sí, de muchos kilómetros de longitud) ha sido el elemento capaz de vibrar, de retorcerse sobre sí misma,

 

en una frecuencia justa

alcanzando los rangos de todas las vibraciones que corresponden a cada una de las partículas que encontramos en la naturalezacomo si de una resonancia se tratara.

 

Hemos envejecido.

Sí. Somos un año más viejos.

 

Hemos envejecido

porque ha aumentado la entropía de nuestros cuerpos lo cual nos indica la desagradable consecuencia de la segunda ley de la termodinámica aunque, entretanto…

 

el animal

tocó su carne y buscó su cuerpo homólogo sonriendo.

 

¡Feliz año nuevo!

                                                             Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario