18 dic. 2012

POEMA PARA INICIADOS EN EL AMOR Y EN LAS MATEMÁTICAS

         La superficie curva de una silla de montar


POEMA PARA INICIADOS



Alguien quiso poner un prólogo

a la vida de Marta Guillamón, nunca se vio en tan mal aprieto: al igual que Baudelaire redactó diversos proyectos de prefacio para LAS FLORES DEL MAL y al final decidió no poner ninguno,



la vida de esa original criatura,

hizo fracasar todos los intentos para explicar lo iniciático de su sexo. Marta G. era alérgica como un poema a prologarse: su carácter demiúrgico es un "Timeo" –obra de Platón- donde las teorías y las ideas del Cosmos conducían sólo al amor.



Materia informe y Caos

-decía Marta- resbalan sobre mis pechos; las ideas son perfectas para conseguir encajar esa almohadilla grasa de mi geometría a la del que se atreva a juntar dos sillas de montar



como dos superficies curvas

donde ambas tienen un punto –y común- que es a la vez máximo y mínimo; como el ajuste de los perfiles de rocas y playas al de ese Demiurgo que es el mar.



El espacio es el espacio

y nunca está vacío. Sólo el proceso de iniciación al amor cambia la forma de entrar en él.

                                                                                     Johann R. Bach
                                                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario