17 oct. 2016

pronto vieron cómo el día era sustituido por la noche luciérnaga que avanza con las luces apagadas


PIRÁMIDES TRUNCADAS

No es plano el cielo –dicen los científicos-
y es perder el tiempo negar esa negación, sin embargo, yo tengo a menudo la sensación de caminar sobre él entre silencios con color.

Veo, después de tomar café
siete pirámides truncadas por la niebla, entre ellas asoma una luna-violín y un albatros-amor,

un cóndor-flauta deslumbrado
por el reflejo de las luces de la ciudad en las nubes bajas que va doblando, mareado, las aristas de  los poliédricos monumentos como si fueran simples esquinas.

También veo una estrella y su núcleo de níquel-wolframio
que atraviesa lentamente y triste el horizonte. Su brillo rojo-verde puede confundirse con un avión, pero esa idea se desvanece en cuanto atrapa a una nube por la axila.

Otra estrella orgullosa de estar formada por minerales
de itrio, lantano y tántalo lucha desesperadamente contra su anemia blanca. Siete niños castigados se olvidan rápidamente del cero obtenido en matemáticas al perseguir las burbujas doradas que esa estrella-pulsar lanza al espacio situado por encima del cielo.

Podríamos decir de ellos, por ejemplo,
que su mañana era una voz de alondra-armónica rio abajo que se extendía tiernamente y era policroma. Pero pronto vieron cómo el día era sustituido por la noche luciérnaga que avanza con las luces apagadas.

Ellos, como yo, se olvidan de ellos mismos
en el ingenuo color que, en solitario, lucha contra el dolor. Esperan que la tetera esconda en su vapor al Ángel Montserrat con sus cintas azules en la boca.
                                                                                                           J. R. Bach

1 comentario:

  1. XANA GARCÍA
    22:33 (fa 8 minuts)

    "Ellos, como yo, se olvidan de ellos mismos
    en el ingenuo color que, en solitario, lucha contra el dolor. Esperan que la tetera esconda en su vapor al Ángel Montserrat con sus cintas azules en la boca"Es un texto precioso lleno de metáforas donde todo parece truncarse para estos 7 niños. Entre la voz de la alondra río abajo con su luz polícroma en la mañana y por la noche luciérnaga que avanza con las luces apagadas parece morir un sueño, pero tú eres poeta el baúl de la magia y la esperanza. Ah el vapor de esa tetera ,si lo anhelamos ¿por qué no va a suceder? Bellísimo en forma y fondo****

    ResponderEliminar