27 oct. 2016

“Me resulta difícil ver a Dios si no es en el espejo”


EL DELIRIO NAPOLEÓNICO

A Nikita no le gustaba su nombre
porque le parecía poco apropiado para un hombre y su carácter se fue agriando cada año tras año y su comportamiento irascible y cruel con su mujer fue la causa de su internamiento. Entre las anécdotas recogidas por Ermessenda se hallaba un intento de fuga.

Aprovechando que había una ventana abierta
para evacuar el vaho del agua caliente de la ducha, saltó al exterior del edificio a pesar de estar a una altura de más de siete metros. Sólo a un loco se le podía ocurrir escapar desnudo y descalzo pues había nevado y la temperatura era de unos cuantos grados bajo cero. Echó a correr, escaló el muro que rodeaba el hospital, saltó a la calle y a grandes zancadas se alejó calle abajo pisando el paisaje nevado.

Rápidamente comenzó la batida
de los loqueros como en una cacería. Cuando le dieron alcance se necesitó una decena de robustos funcionarios para reducirlo. Su fuerza era descomunal y su figura era la de un dios griego. Sin embargo, por su cuerpo no había ni rastro de cualquier impulso sexual: en lugar de verga sólo un apéndice parecido a un cacahuete indicaba su funcionalidad urinaria. Su enajenación mental era total y la ausencia de preocupaciones humanas le libraba de toda enfermedad. No atrapaba ni un simple resfriado.

Ese episodio parece darle la razón a Hector
en su apreciación de que en el interior de Nikita no había más que una máquina: estaba muerto y no lo sabía. Había encontrado en el manicomio su Casa de Huéspedes, su permanencia irreversible, a pensión completa, a perpetuidad.

En otro informe,
Ermessenda se sorprendía del delirio de Hector que, incluso en sus momentos lúcidos, seguía afirmando que era Napoleón. En cierta ocasión escribió a una de sus hijas: "Mi mujer es Brigitte Bardot, actriz de cine. Yo soy Napoleón y guardián de Francia. Yo he civilizado el mundo con mi obra maestra el Código Civil. Soy el hombre más rico de París, el más fuerte y el que domina la psiquiatría. Todo me ha salido en la vida perfecta y maravillosamente".

Poco después de escribir aquella carta
se le preguntó si había llegado a ver a Dios. A lo que él respondió: "Me resulta difícil ver a Dios si no es en el espejo". Y sobre su mujer dijo: "Mi mujer siempre me ha obedecido. Le permití estar con otros hombres porque no podía pasar sin ello". Después de aquel episodio no hubo más referencias a Brigitte Bardot, pero si muchas a ser Napoleón un dios en la Tierra. Cuando su hija mayor supo de su delirio, comentó: "Siempre quiso ser alguien, y mejor que los demás, pero no era suficientemente agresivo".

El informe de Ermessenda acababa con una pregunta:
¿Es posible que Hector sepa que, en algunos casos, se pueda regresar a una vida "normal" después de haber pasado por la Casa de Huéspedes?

                                                                                 Johann R. Bach

3 comentarios:

  1. XANA GARCÍA
    21:06 (fa 2 hores)

    No consiento –afirmaba- que “ellos” utilicen mal la frecuencia de mi vida. Se refería a “ellos” a aquellos hombres que practicaban la imposición del engaño."

    La locura,ahí donde la pulsión de la muerte se afirma,donde el desorden de la razón se ordena en delirios,delirios napoleónicos de los tres protagonistas . Los tres son muy diferentes en edad,forma de comportarse y el motivo para llegar a este estado,pero les ponen juntos ,tal vez les medican lo mismo...Vaya,vaya!!El que más me llama la atención es Héctor ,tal vez por ser el más contumaz,el que percibe en su delirio que le vigilan,el que espera lo prometido( ???)Es un tema muy duro,muy real y muy bien estructurado,del que se espera más.

    ResponderEliminar
  2. Parece una descripcion del David de Miguel angel solo se contradice en que pese a su inutilidad tuviera una hija .
    Y no no creo que se pueda volver a la normalidad despues de vivir en una casa de huespedes y hector lo sabe :toda vivencia deja un poso

    ResponderEliminar
  3. Pilar Dehesa
    0:37

    Con tu estilo unico para narrar y hacerme pasar por un fantasma que habita en la casa de huespedes
    La locura algo dificil de determinar
    Muchas gracias lo he disfrutado mucho

    ResponderEliminar