9 jun. 2016

esa frilosidad viscosa que está más allá de las estaciones,


FRÍA ES LA MADRUGADA

Es fría la madrugada, Agnés.
Tengo la sensación de que el frío me recubre los huesos por debajo de mis escasas carnes, aislándolos, enfriándolos para siempre.

Siempre es fría la madrugada, Agnés,
siempre lo será y estaremos enfundados ya para siempre en esa frilosidad viscosa que está más allá de las estaciones, como si hubiese otras estaciones que no fuesen la estación del frío,

estaciones sin cambio
porque en todas la sangre va corriendo por encima y por dentro de los huesos sin llegar a calentar ninguno pues el frío titanio y los cúmulos de bauxita absorben cualquier incremento de calor: Es la primera Ley de la fatídica Termodinámica.

Por eso, Agnés, te aconsejo
que no sigas aquí en la sala de estar a no ser que esperes a que regrese Lou. Aún es de noche y aún la noche no ha acabado su trabajo. Hay sitio, es cierto, en todas las Casas de Huéspedes -y, naturalmente en esta también- para insomnios.

Así que si quieres esperar a que regrese Lou
te aconsejo que lo hagas cerca de la lumbre y que tengas paciencia pues tengo entendido que Lourenzo tiene miedo de llegar antes de tiempo a los sitios.

                                                                                Johann R. Bach

2 comentarios:

  1. XANA GARCÍA
    21:02 (fa 3 hores)

    Noche de insomnios y frías madrugadas en esta casa ,los huesos duelen, parece que van a hacer crac de un momento a otro como si ahí todo estuviese contaminado ,y el tiempo se hubiese detenido en otra estación ajena a todas las estaciones terrenales ,un "monstruo viscoso helado que no se derrite más poderoso que el calor.Llegará a tiempo Lou esta vez que es tan necesario.Esta descripción de Agnes me causa desasosiego,poeta

    ResponderEliminar
  2. Griselda Corni Fino
    13:15

    La esperanza de los desesperanzados, Fria como el ultimo planeta de un sistema solar 

    ResponderEliminar