11 jun. 2016

Allí sentado sentía pausadamente en la tristeza de las cosas.


LA LUNA ES SALVIA Y ESTAÑO INTENSO

¿En qué pensabas –le preguntó Agnés-
mientras esperabas a que cayera la noche?

Lou contestó despacio,
como si no estuviera seguro de su memoria: Cuando oscurecía, sentado en un banco, pensaba en la mujer que amaba, pero pronto su rostro se ocultaba; sentía como el vacío, a su vez enfermo, comenzaba a llenarse de niebla.

-¿Cómo podías estar tanto tiempo allí sentado
y qué esperabas que pasara con el simple transcurso del tiempo?

Allí sentado sentía cómo el aire entraba libre en mis pulmones y sentía abundante espacio a mi alrededor. ¿Quién sabe cuánto tiempo debe transcurrir antes de que se deterioren los frágiles huesos de una mariposa? La respuesta no está flotando en el viento: una milésima de siglo. Allí sentado sentía pausadamente en la tristeza de las cosas.

Hay que admitir –dijo Agnés-
que la poesía no es soberana en todo lugar. Te habrás fijado por ejemplo que en esta Casa de Huéspedes invitamos a la Libertad a sentarse con nosotros en la cena de todos los viernes. Su lugar en la mesa permanece vacío, pero el cubierto sigue puesto.

Yo también fui muy crítica durante mi juventud:
La idea de la reposición de las piezas de usura de una máquina dio origen a los implantes dentales. Querían hacernos creer que nuestra boca podía ser eterna.

Su perfeccionamiento derivó
en la implantología de minúsculos chips en el cerebro. Ha llegado ya a estar lleno de máquinas microscópicas hasta estallar. ¿Podrá todavía garantizar la existencia del riachuelo de sueño y evasión?

No me gusta un pelo
ver como el hombre con paso de sonámbulo, camina hacia las minas anegadas con alcohol, guiado por el canto de los inventores… Mi esperanza se sustenta en pensar que

la luna es salvia y estaño intenso.

                                                                               Johann R. Bach


2 comentarios:

  1. XANA GARCÍA
    22:32 (fa 1 hora)

    Y mientras le esperaban Lou sentado pensaba en el tiempo en que los frágiles huesos pueden romperse,en la tristeza de las cosas ,sin prisas y el aire le llenaba los pulmones.Agnes tiene razón ,ni la poesía ni la libertad ,aún siendo invitada,son comprendidas ni amadas en todos los lugares.Mientras tanto la ciencia avanza ,con sus implantes y chips aparentemente prodigiosos para la engañosa felicidad eterna,pero nada es eterno por mucho que se trate de "vender" manipulando.Apuesto por los espíritus libres que vuelan en lo profundo y hermoso de la simplicidad de las cosas que provocan sentimientos sin silicona ,y como Agnes en la esperanza:"la luna es salvia y estaño intenso".(Bellísima metáfora)
    Me ha gustado mucho,muy crítico buscando lo trascendente

    ResponderEliminar
  2. Griselda Corni Fino
    11:13

    Excelente razonamiento +Joan Rr pero la curiosidad humana es muy aditiva y ademas esta totalmente reñida con la poesia
    Creo que caminamos hacia el desastre del romanticismo y a la catastrofe del exito del conocimiento
    Echaba a faltar tus escritos: maestro

    ResponderEliminar