27 may. 2016

Como el ojo del gato variaba la humanidad entera.


MARIPOSAS Y FLORES

Acuérdate Cassia de aquellos años
en que cuando todo el mundo rezaba, abundaban los incrédulos; y, cuando parecía que la fe iba a desaparecer, el estallido de una granada inundó el mundo de creyentes.

Como el ojo del gato
variaba la humanidad entera.

En la imagen nocturna que nos guiaba,
la resolución de aquella doble contradicción se realizaba bajo la protección del Árbol de la Vida que encerraba los restos de la sabiduría muerta, mediante los intercambios mantenidos entre la mariposa y la flor, y

en virtud del segundo principio de la termodinámica
por el cual la expansión ininterrumpida de los fluidos al que está ligada la certeza de la eterna renovación.

Se trataba de la unidad de dos misterios:
El amor llamado a renacer y la libertad consagrada a conocerse, al precio de su propia privación.

Eran años de mariposas y flores
en los que despertábamos al amor para que nos hablara el alba y nos recordara al mismo tiempo la derrota de todos.

                                                                                Johann R. Bach

1 comentario:

  1. Pilar Dehesa
    20:47

    Excelente inicio de semana +Joan Rr​
    Mariposas y flores una incomparable combinacion 🌻🐞

    ResponderEliminar