23 nov. 2015

La habitación estaba atravesada en diagonal por un ancho rayo de luz amarilla que se descolgaba desde muy arriba,


LOCURA HECHA CARNE



1 comentario:

  1. COMENTARIO DE XANA

    "Vimos cómo ambos se miraban, pero no había ningún sentimiento que pudiera ser definido, pues sus rostros mostraban una expresión que podía ser cualquier cosa menos humana. Era la suya una expresión como de querubines… querubines acabados de instalar en aquella habitación con una única inscripción: “Bienvenidos al Mundo del Ápex”.

    "Es el Ápex –creo- la locura hecha carne y la carne el soluto de una dilución de ideas y caricias."

    Ideas y caricias ,que más se puede pedir en este estelar espacio abierto donde se descuelga un rayo de luz que os recuerda a los lagartos el cuento de Las mil y una Noches,tras visualizarlo parcialmente os volvió más amables y pacíficos con los sueños ficticios o reales cumpliéndose.Un paraíso surrealista idílico como este supera con creces al mundo surrealista caótico en el que vivimos.Sin duda ideas y caricias ,caricias e ideas..

    ResponderEliminar