10 may. 2015

qué puede haber en común entre el destino y el azar enamorado de la sorpresa…

EL COLOR DE LA NADA

 

El granado

con el cuello de la primavera degollado por la poda…

 

Y cae en lluvia fucsia

sobre los que están debajo mientras se besan y se miran a los ojos sin preocuparse de

 

qué puede haber en común

entre el destino y el azar enamorado de la sorpresa…

 

Y tal vez sólo uno de ellos murmurará,

no sin temblar un poco apuntando que este es el trozo de camino que nos queda por delante:

 

sin negar el árbol

hay que prepararse ya sólo para los arbustos cargados de granadas y la yerba.

 

Y esto es envejecer

en mitad de una crisis total: donde aún no se ha extinguido la vida gracias a los rojos arilos, se sucumbe a lo que queda.

 

El enigma se abre paso entre nosotros

-como la ansiosa lengua- y nos trae la necesaria pregunta:

 

¿Cuál es el color de la nada?  

Yo os lo diré: Es el color de PABLEMOS         

                                                                                                                                                      Johann R. Bach



1 comentario:

  1. Ayyyyy qué texto para Pablemos jaja.Me quedo mucho más tranquila si tiene el color de la nada y que nada es ,este rojillo granado iluminado él ,que una veía negro,negro.Mejor nada,poeta,dulces sueños

    ResponderEliminar