25 abr. 2015

está dispuesta a partir el pan que guarda, aunque sólo sea para sobrevivir.


LA TERCERA JUVENTUD
ENTE DOS MANERAS DE VIVIR

El horizonte ha empezado a blanquear
cuando un pintor de aspecto juvenil se dispone a fijar en su tela la salida del astro rey.

Temprano ha colocado en fila sus obras
mucho antes de que el día traiga el desorden.

En sus cuadros de artista solitario,
las siluetas se mueven finas como insectos, extraída su energía humana.

Es el difícil pasaje –piensa ella-
entre dos maneras de vivir.

El que ha llegado
tiene un largo trecho por andar.

Ella, por el contrario
–orgullosa y triste a la vez-, lo tuvo todo. Le atrae el mar sí, pero de forma diferente a cómo el agua llamaba a Alfonsina Storni.

Caminando sobre la arena
da la espalda al joven pintor, la espuma blanca que se bate en retirada moja sus pies y se siente bien

como una "rara avis"
que se encuentra a gusto cerca de la humedad; y es que la brisa marina parece alejar de su pensamiento la idea de que

hubo un día en que todo fue suyo.

Los años parecen vencerla
y le ayudan a olvidar lo que esconde y lo que ha vivido y sobre todo el cómo: rodeada de todos los lujos icluído el sexo tántrico.

Ahora se acercan noches de hambre de caricias.

Para compartir los años
que le restan está dispuesta a partir el pan que guarda, aunque sólo sea para sobrevivir.

De pronto, siente sobre sus espaldas
la mirada penetrante del joven pintor.

¿Quién puede contradecir el azar?
En el horizonte de las nubes no se vislumbran relámpagos ni truenos, sólo una fina lluvia que se acerca.

                                                              Johann R. Bach

1 comentario:

  1. Texto con saudade de dos etapas vividas,ella difiere de la Estorni en querer el agua dentro de su vida,y por qué no va a compartir el pan?En cualquier edad se necesita ternura ,envejece el cuerpo no el alma.Sobervias metáforas,sobretodo las relacionadas con el pintor

    ResponderEliminar