26 mar. 2015

Toda una luz que bebí de unas venas en medio de las noches

  ¿CÓMO OLVIDAR UNA CALLE, UNOS OJOS?

 

 

¡Una noche! O algunas pocas,

el equivalente a una vida, todo un pesar, todo un amor, toda una dulce sangre.

 

Toda una luz que bebí de unas venas

en medio de las noches y en los días radiantes de los que sólo el piano y los libros de la estantería fueron testigos.

 

Te amé. No sé. Hasta entonces sólo lo sospeché.

Te padecí con toda la paciencia que pude, gloriosamente como a la sangre misma, como el doloroso martillo que hace vivir y mata.

 

Sentí diariamente

que la vida es sentir inteligentemente cómo te pueden llegar a despreciar hasta el infinito. Supe lo que es amar porque morí a diario junto a la Dama de mis Sueños.

 

Basta, tristeza, basta. Dejáme olvidar sus ojos.


                                                             Johann R. Bach



1 comentario:

  1. "Te amé. No sé. Hasta entonces sólo lo sospeché.
    Te padecí con toda la paciencia que pude, gloriosamente como a la sangre misma, como el doloroso martillo que hace vivir y mata.

    Sentí diariamente
    que la vida es sentir inteligentemente cómo te pueden llegar a despreciar hasta el infinito. Supe lo que es amar porque morí a diario junto a la Dama de mis Sueños.

    Basta, tristeza, basta. Dejáme olvidar sus ojos.!!Qué tormentoso universo de emociones contradictorias describes ,es así el amor????!Lo peor es sentirse despreciado hasta el infinito.Olvidar,olvidar ,que ni contigo sin tí ,como dice la canción,tienen mis males remedio ..contigo porque me matas sin ti porque me muero.....Esto me recordó tu escrito,poeta.Dulce noche,y que siga volando la imaginación en tus letras...

    ResponderEliminar