24 mar. 2015

En la precesión de los equinoccios no pasa desapercibido un azul de fuego

APUNTES DEL DOMINGO DE UN JOVEN POETA

                                                                                                               

                                                      (IX)

El octubre crece como todo,

inevitablemente: La lluvia fina se resfría, se alarga la sombra, se encoge el rojo, unos ojos de té te explican la luz que hacen las horas, los pétalos de la mañana de cólquicos y caléndulas, el gesto antiguo del Sol sobre un campo de nieve, como la vida otoñea.

 

Un vuelo incandescente

atraviesa las nubes; de nuevo se aleja el azul mientras agradezco esa variedad de colores.

                                                           X

En la precesión de los equinoccios

no pasa desapercibido un azul de fuego y un verde nuevo que vence al tiempo gris.

 

El día tiene una quietud de estanque,

se extiende, a lo lejos, sobre las cumbres tozudas de nieve, sobre el mar completamente desplegado, sobre los ocres que se adormecen.

 

La luz se refleja

Simétricamente sobre un plano parecido a un espejo; resuena su latido como el eco de un valle y un suspiro de cálido aire regalado generosamente por Eolo te acoge, como una madre. En su regazo.

 

La tierra como vergel,

lugar soñado donde desde antiguo se hallaba el Edén deviene en un futuro posible que te lleva, que te marca la piel y en la memoria hasta los límites de la conciencia.

 

En los ojos ya cansados

de promesas y deseos aún por cumplir, hay antiguas soledades y un gesto desamparado que te ayuda, sin embargo, a comprender el género humano.

 

Una vez más,

como cada día, desde hace millones de años, llega la noche puntual, el momento desnudo que te vence y te conmueve, intenso, bellísimo.

 

                                                             Johann R. Bach

 

1 comentario:

  1. Una vez más,
    como cada día, desde hace millones de años, llega la noche puntual, el momento desnudo que te vence y te conmueve, intenso, bellísimo."Como dice la letra de un fado:"Hay palabras que nos besan ...y su gris se vuelve rojo...."Así es tu escrito.Muy buena noche,poeta!!!

    ResponderEliminar