12 feb. 2015

Los más asombrados son los naranjos con sus flores blancas.


MILAGRO

Milagro.
Los antiguos granados han regresado a nuestras playas y

están cicatrizando las heridas
de nuestros cordones umbilicales.

Los más asombrados
son los naranjos con sus flores blancas.

Volvemos a mirar con buenos ojos
el fuerte viento que abre de par en par
los libros de la biblioteca del mar.

                                                                Johann R. Bach

1 comentario:

  1. COMENTARIO DE XANA ASTUR

    Volvemos a mirar con buenos ojos
    el fuerte viento que abre de par en par
    los libros de la biblioteca del mar.-------Sin cicatrices ,entre el aroma de azahar sorprendido y sorpendente.Qué bonitooooo

    ResponderEliminar