6 feb. 2015

deja que las sombras guarden todas las promesas que no pude cumplir

SÍLABAS PARA TI

 

Si un día te despiertas, amor,

y no estoy a tu lado, prepara un café como si aún estuviera dormido.

 

Llévate la taza a mi estudio;

encontrarás sobre mi silla un silencio aún vivo acompañando a mis libros,

 

enciende sólo la lamparita roja

que da luz al teclado. Podrás sentir aún el calor acumulado que día a día acaricié componiendo sílabas para ti,

 

sílabas que querían aclarar

el por qué de un amor truncado o algo que se pareciera a una respuesta.

 

Luego deja que las sombras

guarden todas las promesas que no pude cumplir sobre mi escritorio;

 

la luz de tu rostro

me ha de marcar el camino de mi retorno. Cuando te vayas a tus quehaceres cierra la puerta sin hacer ruido porque

 

quizá aún esté escribiendo.

 

                                                                Johann R. Bach

 

 

3 comentarios:

  1. Tritemente bello.... Pero seguro que la persoma que lo reciba no deseará que nunca pase eso. Antes preferiría irse ella para no sentir dolor...

    ResponderEliminar
  2. "Luego deja que las sombras
    guarden todas las promesas que no pude cumplir sobre mi escritorio;

    la luz de tu rostro
    me ha de marcar el camino de mi retorno. Cuando te vayas a tus quehaceres cierra la puerta sin hacer ruido porque

    quizá aún esté escribiendo."Encierra melancolía y la tristeza evidente de toda "posible" despedida cualquier día que no se sabe cuando llegará ,ni si llegará .Cada sílaba va golpeando el alma ,el final matiene la esperanza.Romanticismo puro!!!

    ResponderEliminar
  3. ...O quizá siga contigo en tu lugar elegido, el que lleva sílabas vaporosas en su contenido de afectos y sentimientos vividos...

    ResponderEliminar