24 ago. 2014

Nombrar a un ser querido es volver a la tierra original que piensa el nombre de lugares que siempre fueron paisajes idílicos.

NOMBRAR EL MAR

Para los que han nacido
o vivido durante muchos años junto a las olas

nombrar el mar es imaginar,
en otros la tempestad que acecha y golpea sobre nosotros.

Así, la palabra,
yace secreta en un vasto silencio.

Nombrar a un ser querido
es volver a la tierra original que piensa el nombre de lugares que siempre fueron paisajes idílicos.

El que no tiene universos
a los que volver sólo hará palabras que, al repetirse continuamente, carecen de contenido.
                                                               Johann R. Bach

COMENTARIO DE KARLA VAGALUME

Lógico es que una vez que conozcas un lugar en tu corazón donde regresar de otros puertos, la añoranza de bellos tiempos vividos en tu vida hace que el cuadro del pasado se haga presente y emocionalmente deseable
.
El nombre de un ser querido dejado atrás, hace que la esperanza se vuelva a tí para ver mundos pasados y futuros esperanzados.

Si no queda nadie a quien nombrar, hazte eco de ti mismo y busca un nuevo lugar en el mundo de antaño. Porque seguro que puedes construir uno realmente bello para ser nombrado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario