3 nov. 2016

Eso, que lo sepáis. Estamos bien todos y no tenéis de qué preocuparos.


 ESCALERA DE MÁRMOL

Hola soy Ermessenda
y me han encargado los Huéspedes de esta Casa que os diga que no os preocupéis por nosotros: aquí en esta prodigiosa Pensión llena de libros estamos todos bien. Sólo que ya estamos muy arriba en esa Escalera de Mármol y que eso que llamáis “más allá” existe. Eso, que lo sepáis.

Al principio no entendí
nada pues un sentimiento de mágico terror se había apoderado de mí, como si de repente me hubiera encontrado frente a toda la decadencia de occidente y al encanto de una civilización nueva.

Ya estaba oscureciendo.
Mi amiga Cassia se hallaba igual que yo llamando al timbre de la puerta de un piso Hausmann de París. La Escalera estaba a oscuras y nos alumbrábamos con una pequeña linterna.

¿Qué sentido tenía todo aquello
de llamar tres veces antes de que la Funcionaria de turno nos abriera la puerta para atendernos?

¿Sería quizá que…?
No. Desde luego hablando por teléfono me pareció que la Bibliotecaria que me informó era una persona formal.

¿Qué sentido tenía
el que nos convocara a las dos, a Cassia y a mí, a la misma hora?

Cierta amargura e insatisfacción
me había quedado en la boca disueltas en la saliva –lo reconozco- por toda aquella vaguedad negruzca, como si hubiera mordido una piña de ciprés.

Y, sin embargo, al mismo tiempo,
sentía algo firme, rico, limpio, que me procuraba una euforia especial y me hacía pensar con precisión matemática con cuanta facilidad me iba a adaptar a una vida diferente en muchos aspectos; una vida muchísimo más placentera que la anterior, junto a Cassia la Dama de mis Sueños.

Eso, que lo sepáis.
Estamos bien todos y no tenéis de qué preocuparos. Eso sí, os agradeceremos de todo corazón a los Amantes de los Libros y de la Metafísica que por lo menos una vez al año nos enviéis flores.

                                  Jardines de Pere Lachaise a dos de noviembre de 2.016
                                                                                  Ermessenda y Compañía



2 comentarios:

  1. Griselda Corni Fino
    17:21 (fa 4 hores)

    Siento dejarte masticando la piña de cipres , pero yo no confiaria mucho en una vida placentera al final de la escalera de marmol
    sigue escribiendo para hacernos la vida mas agradable a nosotros aqui y ahora

    ResponderEliminar
  2. XANA ASTUR
    17:14 (fa 1 hora)

    Siempre habrá flores,flores de jardín con aroma de las que ya abundan poco y casi se vuelven de plástico en apariencia, textura y ausencia absoluta de fragancia para todos los que irradian esperanza .Creer ,"amigos ",en vuestro mensaje es un acto de fé ,pero sobretodo de renovación para los que aún transitamos por los peldaños tantas veces rotos ,enmohecidos,llenos de socavones ,mirarnos en el espejo y seguir adelante con ilusión**Flores y besos!!!

    ResponderEliminar