31 oct. 2016

Te debo a ti y a Ermessenda estos dos colores naranja y mostaza que llenaron desde el Principio mi antiguo hogar.


LA TARDE DE CLEMENTINE

Toda una tarde de Domingo,
lenta, coagulada en los cristales de este humilde Hostal de Algodón mientras tú Cassia dibujas mis últimos contornos.  Miro con satisfacción sin cesar, tu mano de marfil.

¿Cómo decirte lo que ya flota en el aire?

Veo cómo tocas, Cassia, hoja de plátano ocre,
guante de seda y su hueco cálido, golpe de trazo o caricia, serenamente, la piel de la Amazona de Platino.

Te debo a ti y a Ermessenda
estos dos colores naranja y mostaza que llenaron desde el Principio mi antiguo hogar. Agradezco al Destino esas dos flores reencarnadas en vosotras que perfuman toda la Casa y que se derrama hacia la calle llena de bullicio porque afuera la fiesta vive ajena a la nostalgia.

Debes tener tus motivos –bien claro está-,
los olivos, la lluvia, las viñas, los acantilados y playas de tu mar, las raíces, cada hoja de tus libros, las herramientas jardineras, el mes azul dentro de la cisterna, el pijama bordado con el arco iris…, para desear volver con los tuyos, con las chicas amigas de la noche y de un mar envuelto en papel de celofán.

No seré yo quien te lo impida.
Tienes siete oportunidades aún de volver a recorrer mundo de materia superficial. Pero si decides no volver atrás, oirás, en la medida que vayas subiendo esos escalones verdes de cobre oxidado, cómo la música de la lluvia, toda húmeda, lentamente, se va alejando de ti.

Sí, sí amiga Cassia,
todavía estás al Principio de una escalera hilo de cobre suspendida del infinito por donde sube completamente desnuda la libertad… el arte… la poesía…

                                                                             Johann R. Bach

3 comentarios:

  1. Preciosa ,¿ Quien tuviera la dicha de tener solo la punta de los dedos de un pie en el primer peldaño de esa maravillosa escalera
    Muy bonita +Johann R.

    ResponderEliminar
  2. XANA GARCÍA
    2:12 (fa 5 hores)

    "Veo cómo tocas, Cassia, hoja de plátano ocre,
    serenamente, la piel de la Amazona de Platino.".
    Sí, sí amiga Cassia,
    todavía estás al Principio.. por donde sube completamente desnuda la libertad… el arte… la poesía…".Cómo me gusta cómo habla Clementine de Cassia y Hermessenda ,con que gratitud y admiración expresa la energía que le dieron ambas.Cómo se dirige a Cassia y le muestra los dos caminos a seguir con serenidad,sin reproches a uno u otro ,entendiendo las dudas que pueda tener sin coaccionar su libertad.Esto es la amistad.¿Qué hará Cassia?Yo apostaría por trepar hasta alcanzar el hilo que me llevase al Priincipio de la escalera y seguir...
    Cómo escribes ,poeta!!Fascinante capítulo******

    ResponderEliminar
  3. PATRICIA

    Me encanta ese increscendo como melodía que van dejando tus palabras hacia Cassia y Ermessenda

    ResponderEliminar