31 oct. 2016

Es un recipiente (el alma) que tiene peso, densidad, humedad tierna, piadosa, añorada:


EL ALMA JARRA DE PORCELANA

¿Qué opinas amiga Ermessenda de la juventud?
–preguntó Clementina en una de esas tardes nostálgicas de domingo. ¿Qué me dices de Cassia, Laia, Agnés…?

Creo –respondió Ermessenda-
que lo que mejor caracteriza a la juventud es su candidez falda del día soleado.

También creo que es una etapa
donde las almas trémulas manifiestan con mayor fuerza su ansia de justicia.

-¿Pero qué es el alma para ti Ermessenda?

-El alma jarra de porcelana
es una cavidad profunda –oscura- donde las percepciones se transforman en sentimiento, punzada, vibración interior como una caja de resonancia.

Es un recipiente que tiene peso,
densidad, humedad tierna, piadosa, añorada: lugar donde quema el fuego de la aspiración (proyectos futuros) y las candelas del sueño y la memoria.

Así es un poco el alma,
que tiene bastante de extraña y misteriosa.

Por suerte nosotros, todos Huéspedes de esta Casa de Algodón, hemos comenzado ya el apasionante viaje hacia el Ápex que supone una maravillosa recopilación de respuestas

                                                                                 Johann R. Bach

2 comentarios:

  1. XANA GARCÍA
    19:36 (fa 2 minuts)

    "Es un recipiente que tiene peso,
    densidad, humedad tierna, piadosa, añorada: lugar donde quema el fuego de la aspiración (proyectos futuros) y las candelas del sueño y la memoria."
    Poesía del alma y para el alma que renueva,remueve,vibra y conmueve este texto .Una fina delicada jarra de porcelana que emana agua de vida purísima quemando el fuego y las candelas del sueño y la memoria.Sí,una maravillosa recopilación de metáforas poeta para los misterios del alma.

    ResponderEliminar
  2. XANA GARCÍA
    21:03 (fa 1 hora)

    "las percepciones
    se transforman en sentimiento, punzada,
    vibración interior como una caja de resonancia"Has elegido el día ideal para terminar esta trilogía.Tu palabra resuena sin timidez lejos de las almas frías ,no juzgas ,das oportunidades a tus personajes y consigues que nuestras mentes se alíen con ellos en su sufrimiento hasta llegar a la Casa de Huéspedes con el firme deseo de que absolutamente todos alcancen el Ápex,también el Napoleón que se cree Dios,¿acaso los "locos delirantes" no deben ser redimidos?Para mi,sí.Enhorabuena Joan ,brindo por ti y tu buen hacer!!!!***

    ResponderEliminar