14 oct. 2016

“La música de aquella discoteca era fascinante, como vidriosa, con una percusión que iba al mismo ritmo que los latidos del corazón


EL VIAJE DE CASSIA

Poco después de llegar a esta Casa de Huéspedes
yo ignoraba que Cassia era dibujante y que, a pesar de su juventud, sus paisajes ya eran auténticas obras de arte. La misma noche en la que nos conocimos estuvimos de charla hasta las cinco de la mañana. Clementine dormitaba en una mecedora al fondo de la sala y a pesar de la acumulación de trastos por todas partes y polvo antiguo escribí estas notas en mi cuaderno:

"La música de aquella discoteca era fascinante,
como vidriosa, con una percusión que iba al mismo ritmo que los latidos del corazón de y Cassia sintió que su respiración se aceleraba. Intentó respirar más lentamente y pronto tuvo la sensación que sólo vaciaba de aire sus pulmones y no llenaban acompasadamente. Era como si hubiera salido del local y atravesara un paisaje, como si flotara sobre un paisaje de sonidos rítmicos. Si cerraba los ojos, veía dibujos de colores que se abrían como si fueran flores o delicados abanicos japoneses".

"Los dibujos eran deslumbrantes de puro magenta
ribeteados de vivas líneas amarillas y anaranjadas. Parecían granadas maduras medio abiertas. Era todo hermoso y Cassia inconsciente de lo que sucedía realmente a su alrededor se encontraba muy bien, sin embargo, al abrir los ojos le pareció que miraba por un tubo oscuro un túnel largo de paredes violeta".

"Algunas parejas de jóvenes cogidos de la mano
iban delante de ella incluso alguien le tendía la mano para ayudarla a cruzar aquel fractal de un mundo húmedo. Vio gente que abandonaba su posición de "sentados" y se levantaba, pero la música no había parado de sonar. ¿Por qué han apagado –se preguntaba Cassia- las pocas luces de la sala? Volvió a cerrar los ojos".

"Al fondo del túnel se veía una luz de color azul pastel
que parecía una salida y poco a poco el frío iba calando sus góticos huesos y sentía como se le enfriaba, fatalmente, también su cerebro. Los colores desaparecieron. Todo era oscuridad y Cassia experimentó los últimos temblores en un planeta que ardía consumiendo todo su oxígeno".

                                                                           J. R. Bach

2 comentarios:

  1. Rosalva M P
    22:54 (fa 53 minuts)

    Una gran experiencia...Cassia experimentó los últimos temblores en un planeta que ardía consumiendo todo su oxígeno.

    ResponderEliminar
  2. Es increíble como describes este viaje musical cromático de una belleza casi "psicodélica" para terminar en tragedia.****

    ResponderEliminar