23 jul. 2015

Es como un sello paradisíaco de la autorización cósmica


UN SELLO PARADISÍACO

Gran parte de la luz
será expulsada de nuestros ojos al apagarse la Torre Agbar. Se depositará  hundida en algún lugar de nuestra médula roja.

Y en la médula amarilla
se almacenará junto al cadmio.

De ambas surgirá una mezcla viscosa
que se adherirá a nuestros huesos gracias al titanio.

Es como un sello paradisíaco
de la autorización cósmica para inseminar el universo a medianoche.

El resto de luz
que aflora a través de nuestros ojos aún es capaz de emitir un grito y con la percepción de las entrañas

medir nuestras opciones

el espíritu, a lo largo y a lo ancho,
como ese insecto que en cuanto la bombilla se apaga rasca la cocina,

revuelve el silencio,
tritura la porquería y se excusa diciendo que la lanzadera entre el aeropuerto y Barcelona no es prioritario.

                                                                    Johann R. Bach

1 comentario:

  1. Espero que la hagan entrar en razón con ciertas cosas que a lo mejor no entiende su prioridad o su desastre al hacerlas ocurecer... Que le hagan entender el porqué de ello. =(

    ResponderEliminar