22 jul. 2015

Eres, Flor de los Vientos, el alma de la montaña


NO SOY FELIZ Y, SIN EMBARGO, ME BASTAS

Amor –le dije-,
apoya la cabeza en mis rodillas.

No soy feliz y, sin embargo, me bastas.

Cazador o pescador,
ya no hay corazón oprimido ni porvenir sobre la tierra.

Los coloreados gradientes del crepúsculo
revelan tu murmullo, madriguera de menta y de romero, confidencia que ayuda a intercambiar

los arreboles del otoño
–que, agazapado espera el final del verano- y tu falda ligera.

Eres, Flor de los Vientos,
el alma de la montaña de costados profundos, de rocas calladas detrás de labios de arcilla.

Sólo falta
que las ventanas de tu nariz se estremezcan; que tu mano cierre el sendero y acerque la cortina de los árboles.

Amor –le dije-,
en presencia de los dos astros, el hielo y el viento, pongo en ti todas las esperanzas derrumbadas:

a favor de un cardo victorioso
sobre la soledad de tan larga manga.

                                                              Johann R. Bach


2 comentarios:

  1. Oda al amor, a traves de las estaciones, y los cambios climatologicos. Tiene un aire nostalgico. Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. "Los coloreados gradientes del crepúsculo
    revelan tu murmullo, madriguera de menta y de romero, confidencia que ayuda a intercambiar

    los arreboles del otoño
    –que, agazapado espera el final del verano- y tu falda ligera...No soy feliz ,y sin embargo,me bastas".....Hay tanto amor en el Amor con toques de saudades ....pero " pongo en ti todas las esperanzas derrumbadas:a favor de un cardo victorioso
    sobre la soledad de tan larga manga,"lo culmina con un canto entrañable .Delicioso,con sonoridad y profundas metáforas

    ResponderEliminar