17 feb. 2015

Las gaviotas se agrupan en la arena esperando la tormenta y silba el viento al atardecer.

EN EL MIRADOR JUNTO AL MAR

 

Cansada de tanta curva,

detiene su automóvil en el mirador.

 

El día no se muestra precisamente apacible.

Cubre el desorden gris por encima de las rocas y pinos y el camino baldosado de madera baja a la playa entre la bruma ligera.

 

Las gaviotas se agrupan en la arena

esperando la tormenta y silba el viento al atardecer.

 

En la guantera del auto

una pequeña petaca contiene aún un poco de calvados. Es el último trago para impedir que empeore su humor.

 

El viento del norte –esta vez es Mistral-

reseca las flores amarillas de la retama como si deseara que volviera el otoño, que volviera con él la soledad.

 

Echa una última mirada al paisaje,

sobre la flor de la ola o rodando sobre las minúsculas dunas de la playa.

 

No tiene más remedio que asirse

-para no desfallecer de tristeza- a la barandilla del mirador porque no encuentra otro asidero entre los mudos caminos de la vida.

 

                                                              Johann R. Bach

1 comentario:

  1. "Echa una última mirada al paisaje,
    sobre la flor de la ola o rodando sobre las minúsculas dunas de la playa.

    "No tiene más remedio que asirse
    -para no desfallecer de tristeza- a la barandilla del mirador porque no encuentra otro asidero entre los mudos caminos de la vida".La soledad y la tristeza le pueden más que el mistral en su atormentada vida.Saludos ,poeta

    ResponderEliminar