24 sept. 2014

Es el mundo nostálgico en el que los rastros de unas manos explican, frágiles, fragmentos de soledad.

LA NOSTALGIA DEL GRANADO

 

Moja la luz mediterránea

las diminutas hojas del granado; las blancas paredes se hunden ante su fuerza;

 

desnuda las ventanas de las casas,

quema las sombras y se esconde detrás de piedras y metales, abre los ojos impacientes,

 

las lágrimas fucsia

se abren paso a través de amarillas cortezas incapaces de contener la fuerza expansiva de los arilos.

 

En ellos los sueños se expanden

como la luz en el cielo rojizo del atardecer…, sangrando.

 

Es el mundo opaco

donde crece la nostalgia del granado; entre muros que se agrietan como sus frutos

 

mientras se desnuda el glorioso pasado.

 

Es el mundo nostálgico

en el que los rastros de unas manos explican, frágiles, fragmentos de soledad.

 

Imágines que empequeñecen el presente;

voces que retornan del fango de la memoria y alivian los síntomas de hernias umbilicales.

 

                                                             Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario