4 jun. 2014

Entra y sale, sale y entra. Al despuntar el alba el tiempo y la vela se han consumido.

SÓLO EL VINO QUEDÓ INTACTO

 

En la frígida primavera,

se ha beneficiado del baño con sales minerales para perfumar la espera.

 

La suave y tibia transparencia 

ha embellecido su piel alabastrina. Afuera los soplos del viento derriten la nieve y

 

bajo el sol caliente

de la tarde el hielo resiste.

 

Con una vela roja y un vino tinto,

la cena está ya a punto sobre el mantel a cuadritos azules de vichy.

 

De pie, espera largo tiempo

mirando la puerta y atenta al menor ruido.

 

Entra y sale, sale y entra.

Al despuntar el alba el tiempo y la vela se han consumido.

 

Quedan escasas estrellas;

se pone la luna, y él no viene.

 

De una rama

del sauce llorón del jardín en niebla se va volando la lechuza.

 

Sólo el vino está intacto, disponible.

 

                                                         Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario