21 mar. 2017

Vida y amor trabados llenos de alegría distantes de los sonetos de mediodía:


Ni sonetos ni madrigales de mediodía

De los sueños y pesadillas de infancia,
difíciles de conjugar con el cuerpo expandiéndose como un punto imantado por el campo magnético de nuestro planeta,

nace el erotismo puesta en marcha
de un funcionamiento más profundo y más rico del humanismo biológico y de aquel gran conocimiento que parte del propio cuerpo.

Según los biólogos humanistas
la chispa de la vida no son los sonetos de mediodía, ni de los madrigales cantados a media voz bajo una sombrilla;

sino del sodio inyectado en corazón
por la succión de la diástole, camuflado en la sangre antigua agua de mar oxidada.

Sin embargo las cosas vuelven y vuelven a inscribirse,
unas en otras, en un universo movido por clústers paquetitos de luz cargados de corpúsculos memorizados desde el inicio de los tiempos.

Vida y amor trabados llenos de alegría
distantes de los sonetos de mediodía:

No hay equilibrio posible…
igual que el movimiento la vida necesita de la locura del amor, experimentar un beso de sol, brevísimo, al atardecer de joven exceso y el abrazo en la sombra de la noche.

                                                           Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario