8 feb. 2017

“Que practiquen deporte ellos”.


FERTILIDAD DEL AFORISTA


Al aforista, más que un pensamiento original, le reclamamos la originalidad de que piense por él mismo, de que tenga un punto de vista propio sobre los asuntos terrenales o… incluso metafísicos. El aforista no es un filósofo, sino un paseante con capacidad de juicio y en muchas ocasiones son divulgadores de grandes pensadores.

La perfección formal, agudeza, lucidez, ironía y gracia son algunas de las características que salvan al género aforístico. Si no, se cae en la tonta ingeniosidad, en las meras ocurrencias o en la estéril grandilocuencia.

A veces se agradece la mención de algún autor con el que iniciarse en la lectura de un género determinado. En este caso, por mérito propio destaca la obra de Nicolás Gómez Dávila.

"Uno, en general, no suele arrepentirse
de no haber hecho aquello que supuestamente le habría gustado hacer". 

"La rebeldía siempre resulta cara.
Por eso siempre buscamos un culpable al cual cargarle la responsabilidad de nuestros actos".

La familia es una cárcel de cristal
donde se purga "el mayor atrevimiento": el intento de fuga.

"Todo poema es una simplificación. A veces una bella síntesis".

"Que practiquen deporte ellos".

"En los textos largos siempre encontramos algo en falta".

"Es médico aquél que entiende de lo que no tiene nombre y comprende al enfermo a pesar de los diagnósticos emitidos con anterioridad".

En no pocas ocasiones hay que escribir para ser el que está
porque eso, como mirar el paisaje que tienes delante, es "todo lo que hay".

"Escribir es la mayor aventura de la mujer madura":
al escribir reconoce que siempre fue rebelde e incorregible".

"Los pensamientos sencillos
como alas de pájaro tienen muchas dificultades para mentir, no adornan las cosas por timidez".

"Sentado en los amplios escalones
de una Escalera de Mármol se disfruta del panorámico paisaje viendo cómo crecen los frutos en umbela de la hiedra".

"El bosque escucha
a los pájaros que se paran sobre sus árboles a descansar y medita sobre su longevidad".

Las casas y el paisaje aparecen como algo humano,
cotidiano y veraz, pero también existe "lo imperdonable" y las criaturas de tímpanos metálicos.


                                                                        Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario