9 nov. 2016

En los cristales de las ventanas golpea un vientecillo, dentro de la casa se seca el sudor


EL OTOÑO SE APAGA

Siento que esta noche
hace un poco de fresco. El otoño y su viento ya se apaga. El tiempo parece querer cambiar el apacible cielo constelado.

En los cristales de las ventanas
golpea un vientecillo, dentro de la casa se seca el sudor y en las calles se acumula la hojarasca. ¡Por fin un receso!

En plena  noche
aún se oyen claramente las conversaciones de las terrazas y la voz debajo de los árboles que dice: "ya no volveré. Me echaste de tu lado y me obligaste a rehacer mi vida lejos de tus ojos. Eso, que lo sepas".

A través de la ventana entornada
se oye la guitarra de un estudiante –músico aficionado- y su música que, a fin de cuentas sube desde la plaza y se une a toda esa música exquisita, sutil, y organizada de los astros.

Siento que esta noche
hace un poco de fresco. El otoño y su viento ya se apaga mientras crece en mis entrañas la ansiedad…

la ansiedad por volver a echar los dados.

                                                                                    Johann R. Bach

3 comentarios:

  1. PATRICIA

    Es verdad!!!! El otoño se apaga , y un invierno acerca su sonido a nuestra piel que lo cubrirá con capas y capas para que no nos erice el vello.
    Y su manto blanco peinará montañas y balcones aletargando los sonidos que la Naturaleza hace gorjear ....
    Y el silencio , el silencio llenará ciudades y pueblos junto a sus valles y solo sonará el murmullo de un agua que desciende en torrente desde las nubes...

    ResponderEliminar
  2. Griselda Corni Fino
    11:49 (fa 1 hora)

    Estupendo Johann Rr Eso es . La vida es echar continuamente los dados una y otra vez Me encanta ese juego marquen lo que marquen los dados

    ResponderEliminar
  3. Griselda Corni Fino
    11:49 (fa 1 hora)

    Estupendo Johann Rr Eso es . La vida es echar continuamente los dados una y otra vez Me encanta ese juego marquen lo que marquen los dados

    ResponderEliminar