7 feb. 2016

El sueño es vida


SILENCIO, EL POETA TRABAJA

-Buenos días amigo lagarto.
Hoy estoy contenta porque he tenido un sueño maravilloso. Casi no lo recuerdo, pero estaba en un lugar agradable y paseaba por el borde de un horizonte bicolor con mis propias piernas. No existían sillas de ruedas en aquel mundo.

-Buenos días amiga.
Te comprendo muy bien. ¿Te acuerdas de aquellos versos de La Vida es Sueño" de Calderón?

Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.

¿Habrá otro –entre sí decía- …?

La analogía entre la vida y el sueño en ese poema me dominó durante años. Procede básicamente de Oriente, donde el sueño tiene, al igual que en Occidente, un carácter más bien peyorativo (con el lapidario verso "la vida es sueño y los sueños, sueños son"). La deidad Mara, su símbolo demoníaco, es el señor de la ilusión:

La "ignorancia" que, en cada uno de nosotros, levanta su polvareda de espejismos impidiéndonos ver las cosas tal y como son: carentes de mismidad. Para los poetas surrealistas –entre los que se cuentan por cientos los lagartos- no, todo lo contrario:

El sueño es otra vía
de conocimiento poético y espiritual.
La vida no es sueño:
El sueño es vida.

Además, no comparan los poetas surrealistas el mundo sino el sueño con "un teatro único, conformado con paisajes distintos, una rara intriga, que pierde casi todo al no ser vista, personajes y figurantes que el ser humano ignora si con copias apenas modificadas, millones de ejemplares exclusivamente de él" o, por el contrario, alteridades radicalmente distintas a la suya.

En cualquier caso, se trata de un espectáculo magnífico que, de ninguna manera, un escritor o artista debe perderse. En el Mundo del Ápex hay un Espíritu que está despierto durante nuestro sueño y que crea el prodigio de los sueños. Es un Espíritu de Luz. Todos los mundos descasan en ese Espíritu y más allá de él nadie puede ir.

El sueño, "sí, es ese punto geométrico en el que hacen intersección los hiperplanos de la realidad psicofisiológica, de la realidad exterior y de la realidad supranormal", y, por lo tanto, el sueño, como la poesía, también es una cosecha cuya mies puede alimentarnos de por vida.

(What a rollo que te estoy largando).

Se cuenta que todos los días, en el momento de disponernos a dormir, los lagartos escritores colocan en la puerta de sus pabellones un cartel en el que se lee:

SILENCIO, EL POETA TRABAJA.

                                                                                   Johann R. Bach

2 comentarios:

  1. Qué es el sueño sino un mar de pedazos de vidas e instantes que flotan de un conciente o subconsciente pero que si lo diriges un poco hace que la realidad sea más mágica y posible de vivir...
    Los sueños creados por los poetas son preciosos trozos de vida que susurran entre sus dedos.
    .... SILENCIO. EL POETA TRABAJA.....
    Y lo dejaremos trabajar para que nos haga soñar un poco más!

    ResponderEliminar
  2. ale_cuelebre@hotmail.com
    23:07 (fa 9 hores)

    "..,,,por lo tanto, el sueño,como la poesìa,también es una cosecha cuya mies puede alimentarnos de por vida"No,no son royos apreciado lagarto,adentrarnos en el mundo subrealista de los sueños bañados de poesía nos hace ver la vida desde distintas perspectivas endulzando y dando paz a las peores.Tantas veces lo soñado deja huellas igual o más profundas que la realidad ...Silencio,el poeta trabaja,que el Espiritu de luz cree el prodigio de los sueños,siempre.

    ResponderEliminar