26 oct. 2015

¿Hablas de un espejo del día a día?


LOS LAGARTOS NO VAN AL MÉDICO

Esta mañana
mi amigo el viejo lagarto ya estaba sobre el muro de ladrillos, tomando el sol, cuando he detenido mi eléctrica silla de ruedas.

Buenos días amigo
-le he dicho saludándolo- parece que te has vuelto madrugador. Aún estoy afectado -contesto el sabio reptante- por el cambio horario, pero en un par de semanas espero estar bien.

¿No vais nunca al médico los lagartos?

Buena pregunta
-me ha contestado el pequeño saurio tomando el aire de un filósofo- para una soleada mañana. Creo que la medicina no podría abrir una ventana al infinito y de hecho he oído decir, en este Jardín, a muchas personas con bata blanca que se arrepentían de haber entrado en esos agujeros negros donde la ansiedad se viste de blanco.

Pero hay muchas clases de médicos
-he intentado precipitadamente oponerme a sus ideas aunque sin convicción-... algunos son psicólogos. En la facultad aprenden los perfiles sociales que les ayudan a construir un retrato que se ajuste a la realidad...

-Cada día me gustan más tus preguntas
porque con ellas consigues hacerme sonreír y mejorar mi malhumor mañanero. ¿Hablas de un espejo del día a día? Según esos conceptos escribir una novela no sería un arte en sí sino puro espionaje.

Los argumentos envueltos en bata blanca
no se libran de su ridiculez. No sabemos más sobre nuestro cuerpo que sobre la estrella más lejana. La mayoría de las tesis biológicas tienen sus antítesis. Si me pides calificar las teorías científicas... diría que no son más que un chicle psíquico.

Hubo un día, hace millones de años,
en el que los lagartos se plantearon crear estudios específicos para la creación de una colección de un ejército de batas blancas. Las asambleas de jóvenes lagartijas consiguieron imponerse por mayoría absoluta.

Durante miles de años hemos vencido
sobre todas las enfermedades. Fíjate en esos niños, completamente sanos que pasan junto este muro cantando

¿Oú vas-tu petit garçon?                  ¿A dónde vas pequeño escolar?
Je vais à l'école.                                Voy a la escuela.
¿Quand tu raviendras?                     ¿Cuándo volverás?              
Jamaieeeeeeeee.                                Nunca máaaaaaaaaaas.

¿Alguno de los humanos
puede concebir un niño pensando en su futura vida psíquica?

-Hay amigo -le he dicho-
ya me has dado materia para pensar durante todo el día.

                                                         Johann R. Bach

1 comentario:

  1. La conversa cion del viejo lagarto con el enfermo de la silla de ruedas, que va al medico, es muy interesante.El medico parece ser, a ojos del viejo lagarto, tiene que ser mas psicologo que conocedor de un arte o practica, y asi estara libre de ansiedades.Yo observo, y veo, que el medico,sobre todo, tiene que escuchar al paciente, que haya una relacion fluida con el enfermo.Julio.

    ResponderEliminar