3 sept. 2015

entre árboles de oro


EN UN JARDÍN DESHECHO POR LA LUNA

Jamás vi su espalda,
jamás vi su frente excepto en sus fotos. Sólo sé que camina en mí con sus ojos de té, sedienta.

Recuerdo -la Noche Cósmica vigila eternamente-
que en un lugar parecido a un jardín deshecho por la luna entre árboles de oro, ella entró en mi alma callada,

como una Diosa del Amor.

Desde entonces camino
pensativo por bosques de eucaliptus como si pudiera llegar hasta ella Península del Amanecer Primero, Mañana del Recuerdo.

¿Me darà el mar el cóncavo vacío que no olvide?
¿Me hará puro de pura inocencia?
                                                                                                                                                     Johann R. Bach


7 comentarios:

  1. muy bonito, el bosque de eucaliptos, tan controvertidos.

    ResponderEliminar
  2. Cuando la expresión de la palabra se convierte en belleza...

    ResponderEliminar
  3. Cuando la expresión de la palabra se convierte en belleza...

    ResponderEliminar
  4. Deshecha se queda una leyendo tu alma callada,vaciándose de ternura,lirismo y preguntas.Entrañable!!

    ResponderEliminar
  5. Deshecha se queda una leyendo tu alma callada,vaciándose de ternura,lirismo y preguntas.Entrañable!!

    ResponderEliminar