17 abr. 2015

No sé cuánto va a durar esta noche tan tuya

HABITAS DONDE ESCRIBO

 

Sé que estás ahí Patricia.

Noto cómo tus ojos lanzan hilillos de luz para atrapar algún verso de esos que te escribo para que tú lo habites.

 

Escucho las notas musicales

que parten de tu pecho mientras escribo. Es una música sin palabras aún y siento como si estuviera en un libro distinto del que leo.

 

No sé cuánto va a durar esta noche tan tuya

pero sé que habitas donde escribo

 

y me alegra que pienses en mí

como yo lo hago en tus labios de mercurio. Me satisface tu retorno al amanecer  que

 

se esconde bajo la orilla de otro mar

como bajo tierra lo hace el sol desde mi ocaso.

 

                                                              Johann R. Bach



3 comentarios:

  1. "Escucho las notas musicales
    que parten de tu pecho mientras escribo. Es una música sin palabras aún y siento como si estuviera en un libro distinto del que leo.

    No sé cuánto va a durar esta noche tan tuya
    pero sé que habitas donde escribo

    y me alegra que pienses en mí
    como yo lo hago en tus labios de mercurio. "Es una música sin palabras aún,dices...Hay música que no necesita palabras al igual que hay palabras como estas tuyas que son todas ellas la armoniosa sinfonía cálida para ser habitada en la noche desde donde le escribes. Bellísimo!!!

    ResponderEliminar
  2. Hermosos y breves versos, pensando en tu musa, presente en tu escritorio, en el piano, que te acompaña en tu jornada y desaparece en el ocaso. Poesia romántica, con la amada en el centro de la existencia, probando una literatura, intertemporal, al margen de modas. La poesía romántica, teñida de tragedia, pervivirá para siempre, actuando de de fuerza motriz de la prosa y el verso. Julio.

    ResponderEliminar
  3. ¡WOOOOOW!! QUE HERMOSO POEMA QUE TOCA EL ALMA.
    ¡FELIZ POR ESA MUSA!! QUE TE HACE SENTIR MÚSICA SIN PALABRAS.
    ME ENCANTO LEERTE.
    NAMASTÉ.

    ResponderEliminar