2 oct. 2014

Las verdes chumberas, y sus ojos rojos, colgadas de las rocas duermen ya,

ARENYS DE MAR (I)

 

Escucha allí donde estés mi amor

el paso de la noche misteriosa de Sinera

 

Las verdes chumberas,

y sus ojos rojos, colgadas de las rocas duermen ya,

 

sólo vela mi corazón;

la tarde comienza ya a octubrear en el puerto con su roja vela.

 

¡Qué atardecer tan soñador!

Ahora la noche cruza despacio la tierra;

 

la luna, blanco lirio en su mano florece.

                                                                                                                                                      Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario