2 oct. 2014

La luz de la luna enrosca su madeja de iridio-platino

ARENYS DE MAR (II)

 

En la húmeda veranda me recuesto

y sueño mientras miro hacia la noche;

 

La luz de la luna enrosca

su madeja de iridio-platino en el iluminado campanario de la torre.

 

Aunque se ven pocos mundos lejanos

desde la pequeña terraza contigua al Mercado Municipal

 

la luz de los astros errantes

colmaría toda una oscura vida.

 

                                                           Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario