27 jul. 2014

Los mareos y la náusea, el despiadado dolor han cesado

EL AMANECER DEL POETA

¡Por fin un respiro!
La crisis, el peligro ya ha pasado (no es una frase de un pepero), y la prolongada ascites ha terminado por fin;

y la fiebre llamada "vivir"
se ha estabilizado cambiando el pronóstico reservado por el de "en vías de mejoramiento".

Desgraciadamente sabes
que te han dejado sin fuerza, y ningún músculo mueves yaciendo cuan largo eres,

pero ¡no importa!,
tú sientes que a la larga te vas a poner mejor.

Y descansas con tanto sosiego ahora,
en tu cama que cualquiera que te contemple podría imaginarse que estás muerto,

podría sobresaltarse
al contemplarte creyéndote muerto.

Los lamentos y gemidos,
los suspiros y sollozas están ahora callados como aquel horrible palpitar del corazón: descontrolado, angustioso…

Los mareos y la náusea, el despiadado dolor han cesado con la evacuación de los líquidos aprisionados junto a tus vísceras

y que enloquecían tu cerebro,
con la fiebre llamada "vivir", que ardía día y noche en tus sienes.

Ya has conseguido beber
en el rio naftalino, has bebido del agua que aplaca o mitiga tu sed. Ahora duerme y descansa.

                                                              Johann R. Bach

COMENTARIO DE BÀRBARA

Descansa pues al amanacer de tus instintos vitales, pues la vida todavía transcurre en eterno palpitar. Tus pensamientos una vez descanses fluiran de esa hermosa montaña llamada cuerpo , produciendo un seismo de gran magnitud prosaica y poética que será imposible resistir....

Esa foto es increíble, me gusta , y sigo diciendo que no sé como no te caes de esa cama que es más pequeña que tú... =)
No debes moverte en toda la noche.
Creo que no dormiría pensando en que te ibas a caer. 

COMENTARIO DE LEONOR

Ese torso del poeta derrotado. Lo recorro de arriba abajo, y cada vez envidio más a Margarida =).
Pero una envidia sana sanota

No hay comentarios:

Publicar un comentario