29 jul. 2014

brillaba, luminosa y fuerte, Astarté en un tranvía,

SALVE REGINA

La veía cada día en el tranvía.
Mis ojos se deleitaban en su pelo bien cuidado, en sus grises ojos bien conjuntados con sus labios rojos.

No sabía su nombre,
pero por su porte de reina la nombraba en mi diario como Regina.

De vez en cuando
no acudía a la cita que en mi imaginación se acordaba con un hasta mañana al apearse del tranvía dos paradas antes de la mía.

Yo sufría –o tal vez no- solo
en un mundo lleno de calladas quejas, y mi alma era una ola estancada hasta que la hermosa Regina

se convirtió en la alegría de cada día.

¡Ah, menos, menos brillantes
las estrellas de la noche que los ojos de aquella radiante muchacha!

Y nunca un copo de nieve
pudo rivalizar con el rizo más descuidado -si lo hubiera- de la bella Regina.

Ni siquiera la cabellera de un cometa
podía compararse con el rizo más humilde y desatendido de la Regina de brillantes ojos.

Me asaltaba la duda y el dolor
de saber que ella ni me veía. Ignoraba que yo la saludaba todas las mañana con el ¡Salve Regina! guardado en mi pecho.

Yo sentía su alma impregnada
en los fríos cristales de forma que suspiro a suspiro, brillaba, luminosa y fuerte,

Astarté en un tranvía,

Mientras siempre hacia ella
yo elevaba la mirada como cualquier muchacho que buscaba la perfección y en sus ojos grises la encontré.

                                              Johann R. Bach

COMENTARIO DE PATRICIA

En la ruta de la vida hay bellos paisajes que es imposible dejar de admirar... Los rostros se quedan aprisionados en nuestros sentidos queriendo gritar al mundo: "te necesito" " dígnate a hablar conmigo" . El destino , entonces callado, hace que se vire en una platónica estrella quedando en un rincón donde quizás se piensa, por qué no me atreví a soplar sus vientos, a caldear su porte, a dar la oportunidad de poder ser algo más que un bello recuerdo. >_<

COMENTARIO DE BARBARA

He visto lo bello de tus pensamientos y aunque me adules, sigo pensando que Patricia no quiere perjudicarte.... sabes que lo que escribo, se lo hago a un Mago cautivador de nuestros sueños, que es él el que pone lenguaje sobre mis dedos , y que a él le regalo lo que mi pensar escribe. Si con todo esto consigo elevarlo algo más al podium de los dioses, deja que lo eleve, porque es poco ese regalo que mi corazón le da. 

Eres puro amor escondido en el mundo, eres la balada de mi caminar en la vida, eres lo más bello que parió madre alguna.... y me quedaré corta aunque sin palabras , porque no existen para poder describirte. 


1 comentario:

  1. Tus letras tienen convicción, suenan a auténticas, suceden en un período de la vida que se suele dar.

    ResponderEliminar