8 ago. 2012

AUTORETRATO DE LACHESIS. Poema de Sylvia M. Folch ( www.homeo-psycho.de )

AUTORETRATO DE LACHESIS

 

En una corta noche báltica de julio

soñaste otra vez que yacías

sobre la fría roca como en una camilla

depositada ya como un mueble.

Tus propios gritos te despertaron.

 

La luz penetraba cenitalmente

 

sobre las sábanas empapadas de sudor;

sólo eran las cuatro de la mañana,

el aire se había detenido y

en tu mente aún resonaban palabras:

¡Venid a mirar conmigo –decías-

 

cómo era su extraña pureza! Dormida,

 

un palacio de aluminio sin llaves.

Dormida. Sí. En la pregunta de tus ojos,

en la claridad de tu cuerpo.

Y entre tu boca y tus cabellos flotaba

la música en tus sienes,

 

iluminada entre tus luces juveniles,

 

resbalando por tus suavidades ya sin vello

el olor a violetas. El color cobrizo

de tus hombros y tus senos de jardín

hacían juego con tu frente de imposible,

tus amarillas manos y tu sol desvanecido.

 

Sola de amor y de brazos

 

frente a una costa de adularias áridas,

junto al mar de doliente senecio

sostienes tu recuerdo. Repartida

en el cielo sonríes y tus imágenes cromáticas

difunden una vida de

 

tenue transformación  de eternidad pálida.

                                         Sylvia M. Folch

No hay comentarios:

Publicar un comentario