2 may. 2017

esos árboles que incendia en el camino un sol de ocaso


LA BELLEZA DEL PAISAJE

Y, sin embargo podría decir, por ejemplo,
la palabra olivo o la palabra almendro o en otro orden de cosas la palabra cielo o la palabra esperanza,

y alzando los ojos,
ver esos árboles que incendia en el camino un sol de ocaso. Es un fuego de gran suavidad, sus brasas claras han transmutado sus copas en luz,

y aquí está una sierra larga y poco pronunciada,
allá en sus cimas entrenan su vuelo los estorninos, las cigüeñas desde lo alto de las grúas abandonadas otean su horizonte futuro, y, sus manos se reúnen, sus cuerpos se buscan con esa evidencia silenciosa

que no hay más remedio que llamar belleza.

Miro las flores de un ciruelo solitario
durante una hora, apenas eso es visible, porque la visibilidad se hace cadmio y oro puro

mientras que alrededor cae la noche.

¿Es que no hay en el paisaje más que deseo,
el mismo sueño con distinto rostro?

                                                                                             Johann R. Bach

3 comentarios:

  1. XANA GARCÍA
    20:43 (fa 42 minuts)

    "allá en sus cimas entrenan su vuelo los estorninos, las cigüeñas desde lo alto de las grúas abandonadas otean su horizonte futuro, y, sus manos se reúnen, sus cuerpos se buscan con esa evidencia silenciosa"
    Todo el paisaje respira latiendo en una belleza espontánea ,las cigüeñas -fieles amantes-miran al futuro ,pero él se hace preguntas ante tanta embriaguez y deseo.Yo diría que las sensaciones de un bello paisaje nos lo ofrece la persona con la que se sueña.Delicioso,primaveral!!!

    ResponderEliminar
  2. Pilar Dehesa
    1:08 (fa 7 hores)

    Que lindo!
    Me has transportado a ese bello lugar y sintiendo ese suave viento en mi cara
    Muchas gracias es hermoso

    ResponderEliminar
  3. Griselda Corni Fino
    1:15 (fa 7 hores)

    Precioso

    ResponderEliminar