16 dic. 2016

“No puede ser seria una escritora que se muere de risa cada vez que los críticos la nombran”.


UN CUERPO QUE SE OXIDA

En un breve descanso
Jim Hall el guitarrista del Saint Germain Quartet le pregunta a Ermessenda como cada vez que se encuentra con ella si se considera una escritora seria.

Ella, invariablemente contesta:
"No puede ser seria una escritora que se muere de risa cada vez que los críticos la nombran".

A continuación,
mirando las abultadas cejas de Jim como si quisiera profundizar en su alma en pena, Ermessenda continua su monólogo:

"Tocas muy bien la guitarra y el jazz es lo tuyo.
Déjame a mí la tarea de pulverizar la literatura de los actuales "corin-tellados" de la misma forma que Nietzsche destrozaba la filosofía a martillazos".

"Por otro lado ya sabes que
yo soy también un cuerpo en sí, que sí se oxida casi en su totalidad y procuro oxidarme placenteramente".

"Si estoy en esta Fiesta de las Mansardas
que sea para seguir subiendo como la hiedra por la Escalera de Mármol".

"Si he de abandonar
incluso mis últimos collares de platino y oro azul que sea por completo y que no deje más huellas que mis sílabas escritas y que me vuelva virtual sin espacio ni tiempo:

El puro a posteriori.

                                                                                     Johann R. Bach

No hay comentarios:

Publicar un comentario