4 sept. 2016

un comerciante de pescado de Costa de Marfil se arruinó porque sus cámaras de frío se quedaron sin corriente eléctrica


1 comentario:

  1. XANA GARCÍA
    19:43 (fa 4 hores)

    Me imagino esa luz de la Casa de Huéspedes ,acogedora ,nítida que allí se genera, da y recibe ,la luz interior de las almas que también es tan necesaria para los que aún no hemos llegado allí.Ojalá todos fuésemos luz!!!----

    ResponderEliminar