16 nov. 2015

No he dormido en toda la noche


LAS RAÍCES DEL MANZANO

4 comentarios:

  1. MIREIA

    Esas conversaciones con el lagarto,le aportan compañia , paz ,y sabiduria. Pero en el invierno , los lagartos , mueren ?
    Quien le hará compañia , quien la aconsejara , quien le dará el calor de una conversación ?
    Cuanta tristeza, podra soportar ese corazon conformado.
    Con el calor , naceran otros lagartos , pero ... mientras tanto, que invierno, tan largo.
    Quizas no lleguen ya mas primaveras .....

    ResponderEliminar
  2. ale_cuelebre

    "Lo cierto es que ahora urge.......a vivir la ternura de la madurez para reescribirnos aunque sea en el refrito de un nuevo disco duro"Buff me ha emocionado tu magnìfico lirismo para cada etapa de la vida,y ese final regenerador lejos de las lamentaciones nostålgicas.Cierto ,"hay una llama viva",no su reflejo,poeta de los poetas.
    Un brindis con una copa de Calvados(yo lo acompaño con un frixuelo)😊para seguir escribiendo en el diccionario de las verdades....Muchos mas cariños,leerte es un chute vitamìnico!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantas señor lagarto,! Con tu filosofía del mundo nos haces ver con mayor sentido una sencilla respuesta.
    Pasamos por diferentes etapas de nuestra vida, y ninguna puede ser igual a la que ha quedado atrás, pero la podemos hacer única , si le damos un poquito de nuestra positividad y amor, todas son etapas bellas , pero no podemos pretender que sean iguales ya que nosotros también cambiamos con la experiencia y el tiempo.
    vive tu etapa lo más feliz que puedas y no te amgusties mirando hacia el pasado.

    ResponderEliminar
  4. Son contrastes de la vida y el paso de las estaciones, en un relato pleno de lírica y poesía, dejando apartados a los salvajes de las guerras, que dejan pasar la vida sin ningún fruto. La naturaleza, con sus ciclos, nos traza el camino de nuestra existencia, plena en la `primavera, reposada en Otoño. En la vida de San Ignacio de Loyola se reflejan esos periodos;guerrero, cae herido en Pamplona, se repone en su casa de Azpeitia, y medita en Manresa, fundando una Orden, que ha llegado a nuestros días.Julio.

    ResponderEliminar