18 sept. 2014

Dame un pequeño aviso y me hallarás presto pues tan cerca estoy de ti.

MUROS NOCTURNOS

 

Cierto día te dije:

"No te quejes de mis silencios", ya que

 

por fin –y gracias a ti-

amo de mi existencia las horas tenebrosas en que más sensibles son mis sentidos.

 

En ellas he hallado,

como en documentos antiguos, mi vida cotidiana ya vivida,

 

lejana y superada,

como viaje leyenda.

 

En ellas he aprendido

que una séptima vida inmensa, intemporal, de amplios espacios tengo.

 

Y a veces soy

cual árbol maduro y susurrante, que alguna vez sobre la tierra húmeda cumple

 

el raro sueño aquel,

que el antiguo muchacho –en torno al cual se empujan sus cálidas raíces-

 

perdió en tristezas y en canciones.

 

Si a veces te molesto,

mi Diosa Cercana, con duros sobresaltos, en la larga noche, es porque rara vez

 

tu respirar escucho,

 

y te encuentras –lo sé-

sola en la oscuridad de tu lecho.

 

Y si algo necesitas,

ya no hay nadie disponible debido a lo avanzado de la hora y que

 

a tu palpar alcance

un simple vaso de agua.

 

Yo siempre escucho.

 

Dame un pequeño aviso

y me hallarás presto pues tan cerca estoy de ti.

 

Sólo un delgado muro

de mil kilómetros de grueso existe entre nosotros y es por azar que separa nuestros mares;

 

pues suceder podría

que a una llamada tuya, o de mi boca,

 

llegara a derrumbarse

sin rumor ni sonido.

 

Ya sabes que

Cierto día te dije:

"No te quejes de mis silencios".

 

                                                              Johann R. Bach

1 comentario:

  1. Es precioso. Si esa ninfa llegó a dudar en algún momento de tus silencios. Con esto tiene bien claro que la belleza de tu corazón estará por siempre a su lado.
    Seguro que los silencios hicieron dudar, pero creo que ella pensaba mucho en tí. Aunque no te llegasen sus susurros a tus oidos.
    y no se quejará de los sobresaltos, porque le enamora saber de tu alma escrita en palabras dulces.
    No te preocupes , pues te llamará tan alto y claro que el universo creerá que se rompe con sus ecos...

    ResponderEliminar