25 ene. 2016

Atravesábamos el Sena por sus puentes, pasando continuamente de La Rive Gauche” a “La Rive Droite”


RECAPITULANDO EL GRAN PARÍS

Por fin vino Clara a rescatarme del Gran París, inalterado desde los tiempos de la gran reforma urbanística de Haussmann y melancólico por la nevisca que difuminaba un poco los edificios macizos, idénticos, cortados a la altura de un quinto piso y que brillaban a izquierda y a derecha heridos por algún rayo de sol...


2 comentarios:

  1. COMENTARIO DE PATRICIA

    París es "la tierra del amor", o eso dicen, porque yo nunca he ido a comprobarlo. La verdad es que, el precioso recorrido entre Clara y su amor han hecho posible que para ellas lo sea. Aunque el amor y su tierra te puede aparecer en todas partes, solo tenemos que encontrar el mismo vértice de destino.

    ResponderEliminar

  2. ale_cuelebre@hotmail.com
    23:35 (fa 7 minuts)

    "Aunque luego nos recordò un poeta con una frase lapidaria:Que la vida iba en serio,uno se da cuenta más tarde"Es tan buena la descripción de esta ciudad que parece que la callejeas y hueles,es una entrañable vivencia para ambas amigas,para cualquiera en cualquier rincón del planeta cuando ama.Si,sí ,la vida va en serio,nos da tortazos,desengaños ,problemas....Pero hay mejor medicina que el amor para sobrellevarla .?Lejos de ser una adolescente ,y cuantos mas años cumplo pienso que sí ......

    ResponderEliminar