20 sept. 2016

L’aigua calenta ja corre i omple la banyera tot esperant la fragilitat del teu cos,


1 comentario:

  1. Lo voy leyendo y me estremezco al ver como desmenuzas la decadencia física del ser humano en la vejez.Se vuelve uno inmensamente frágil pero la mente no suele coincidir con la edad cronológica,salvo tristres excepciones.Así que el lenguaje siga fluyendo y las ganas de soñar y vivir lo que quede.., con optimismo.Brillante reflexión!!!

    ResponderEliminar