27 sept. 2016

El Ángel Montserrat pertenecía -según ella- al tiempo sin horas, a la plenitud, y al universo ya creado y estado casi reposado.




                                        DOMINIQUE, LA HIJA DE AGNÉS


                                                                             (fragmento de la novela "Retales de Algodón")
                                                                                                              J. R. Bach

2 comentarios:

  1. Griselda Corni Fino
    11:29

    Precioso este "retal", valora el ser no el poder

    ResponderEliminar
  2. " Eso sí, nosotros, sencillas criaturas, somos capaces de percibir en la escala reducida del espíritu humano el quantum de su luz, su rastro en los rescoldos de las estrellas, su memoria; igual que el fruto de la higuera cierra de forma perfecta una flor secreta, perfumada y pura."Me apasiona este relato,me apasiona Dominique.Logras dibujar a un alma a la que hubiera querido conocer y que se reencontrase en el camino del Ápex con su madre.

    ResponderEliminar