14 ago. 2016

“Las lámparas se están muriendo –comentaba Clementine-; las paredes también se encogen,


CONVALECENCIA

1 comentario:

  1. XANA GARCÍA
    17:18 (fa 2 hores)

    Desgarra su convalecencia,la sed y el hilo de voz casi inexistente es lo más doloroso que puede existir .Un escozor mortal provocan estas letras ,y surge el deseo para ella de un estallido de vida,en paz

    ResponderEliminar