2 ene. 2016

Trabajos y cañerías –dicen-, receptores y batidoras, y de vez en cuando una mujer en brazos;


DÍA DE VIENTO
(fragmento de "El Mundo Horizontal de los Lagartos)

En cierto sentido para los físicos,
que se niegan a dedicar algunas horas de sus estudios a la metafísica, la vida pasa como la brisa entre las ramas del manzano, como el centelleo provocado por un átomo en una pantalla de un ordenador.

2 comentarios:

  1. Tienes la " Gran y Total " razón del mundo a decir que , sí, hay cosas malas, pesimismo y realidades pesarosas en este mundo. Y también que con un poco de optimismo, poesía y amor endulzando la vida, ésta es mejor llevada y re sonreirá...

    ResponderEliminar
  2. La lectura de este científico y precioso "Día de viento" me ha recordado las famosas palabras que el matemático Minkowski pronunció, por el 1908, en un congreso de físicos y médicos:
    "El espacio por sí mismo, y el tiempo por sí mismo están condenados a desvanecerse entre las sombras, y tan sólo una unión de ambos puede representar la realidad independiente"

    ResponderEliminar