11 ene. 2016

Amor, el bosque sagrado ya no canta: de repente se han parado las piedras a escucharnos.


LA CABEZA DE POSEIDÓN (fragmento


Amor, el bosque sagrado ya no canta:
de repente se han parado las piedras a escucharnos.

¿Son tus palabras las dulces portadas de un templo
al que el aire y el tiempo nos han empujado?

Aquella noche Clara cenó conmigo.
Acudió a mi encuentro con alegría, pero preocupada por mi crisis. Para calmarme me dijo que no oía desde hacía meses ninguna queja, en los Diarios, digna de tener en cuenta: ninguna percepción orgánica y finita; sino que sus sentidos descubrían a diario lo infinito en todas las cosas.


                                                                   Johann R. Bach

1 comentario:

  1. ana vidal bastos
    9:39 (fa 9 minuts)

    Primero decirte : Me gusta la foto .
    Y luego decirte : que me encanta esa pasión después de una pesadilla, descriptiva pesadilla que diría que empatizo y hace que mi cabeza estalle....
    Pero el cariño obtenido después de esa tormenta , quizás apacigüe mi dolor.
    Encantador!!!!

    ResponderEliminar